IGLESIA EVANGELICA GRACIA SOBRE GRACIA

IGLESIA EVANGELICA GRACIA SOBRE GRACIA
BIENVENIDOS

Busqueda en Google

Google
 

viernes, 2 de mayo de 2008

TEMA 10 - EL EVANGELISMO DEL NIÑO

INTRODUCCIÓN

Maestros de la escuela dominical deben querer que cada estudiante reciba a Cristo, y desarrolle una relación personal con él. Si esto no es el deseo del maestro, no debe seguir enseñando. Pero, ¿qué es la evangelización de la niñez?
La evangelización de la niñez tiene significados diferentes a personas diferentes. Para algunos, quiere decir que los niños tendrán una experiencia especifica cuando ellos acepten a Cristo. Para otros, quiere decir que los niños aprenden que la fe es la única manera de vida, y crecer como cristiano de una edad muy joven.
En la Biblia, leemos que Saulo tuvo una experiencia de conversión muy fuerte. Dios le llamó con una luz y una voz del cielo. Para algunas personas, su conversión es semejante, una experiencia distinta y memorable. Pero, otras personas no tienen una experiencia fuerte. Su conversión es más un proceso.
En la Biblia, leemos que Timoteo creció como un cristiano desde una edad muy joven. Su madre Eunice y su abuela Loida le enseñaron la fe. Pablo escribió (en 1Timoteo 1:5 y 2Tim. 3:14-15) qué, "Desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús." La experiencia de Timoteo es más semejante a las experiencias de algunas personas.
En la Biblia, vemos dos tipos de conversión: una experiencia y un proceso. Hoy, cuando estamos hablando de evangelización de la niñez, no diremos que hay una manera exacta. Pero, hay principios básicos que podemos aprender y usar cuando estemos trabajando con los niños.

Primeramente, vamos a preguntar:

A. ¿PORQUÉ DEBEMOS EVANGELIZAR A LOS NIÑOS?

1. Todo el Mundo Es Pecaminoso, Incluyendo los Niños: Romanos 3:23 dice, "por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios."
Aunque los niños muy pequeños no pueden entender que son pecadores, en algún tiempo ellos realizan que sus acciones (que) son contrarías a lo que Dios quiere para ellos. En este tiempo, son responsables por sus pecados.

2. Podemos Ver en la Biblia Que los Niños Son Responsables por Sus Pecados: Mateo 18:10-11 En este pasaje se puede ver que los niños pueden perderse.
En Mateo 18:14 dice : "no es la voluntad de vuestro Padre... que se pierda uno de estos pequeños." Este versículo muestra que los niños pueden perderse. No podemos excusar a los niños diciendo, "están demasiados pequeños." Si los niños pueden perderse, tenemos la responsabilidad de evangelizarles.Los niños necesitan oír que Jesús les ama, que él murió para salvarlos, y que el puede cambiar sus vidas.
Un buen entrenamiento cristiano debe guiar al niño al arrepentimiento de sus pecados, pidiendo a Dios perdón, y creencia en Jesús por su Salvador personal.
Pero, también, pueden creer - Mateo 18:6

3. Una Advertencia: Mateo 18:6 ¿Que importancia da a lo que hacemos con los niños?
Los niños son impresionables - siguen ejemplos y adquieren actitudes.Están mirándonos. ¿Qué estamos presentándoles?¿Pueden ver el gozo de Jesús en nuestra enseñanza?¿Pueden ver que damos importancia en la manera que hemos preparado?¿Qué es la actitud que los niños tienen hacia la Escuela Dominical? ¿Por qué?

4. Valores y Morales: Debemos evangelizar a los niños porque ellos necesitan desarrollar valores morales cuando son pequeños, para que puedan tener suficiente fuerza para resistir las influencias negativas del mundo. Antes de desarrollar valores de los medios de comunicación como la televisión, y de sus amigos, debemos impartir los valores de Cristo. Entonces, cuando están mayores, tendrán fuerza para resistir las tentaciones y influencias del mundo.
Proverbios 22:6 - la promesaDeuteronomio 11:19-20 Debemos comenzar cuando son niños

B. ¿CUÁNDO ESTÁN LISTOS LOS NIÑOS?

No hay una edad específica cuando los niños pueden entender la salvación. Muchos cristianos famosos, como John Wesley, fueron salvados antes de tener 6 años. No hay una edad demasiado corta. Aun cuando no entiende completamente, el niño muy pequeño puede responder a Dios.
Miriam Hall escribió:..."en cualquier tiempo en la vida de un niño, el Espíritu Santo puede hablar con el niño, revela el amor de Dios, ayudándole a experimentar pena por sus pecados, y ayudándole a entender que significa el dar su vida a Jesús. Sin embargo, es vano esperar que cada niño en cada clase debe recibir a Cristo. Unos están listos, y otros no."

1. ANTES DE CONVERTIRSE, HAY VARIAS CONDICIONES QUE PODEMOS VER EN UN NIÑO LISTO PARA LA SALVACIÓN:

a. Debe tener un concepto de Dios. Debe entender que Dios le ama y que Dios quiere su amor a cambio. Los adultos y los niños necesitan aprender que salvación es una relación entre Dios e ellos.

b. Debe saber la diferencia entre lo correcto y lo malo, y tiene que poder experimentar pena al hacer el mal. El sentido de culpa para pecados debe ser que ha pecado contra Dios, no solamente contra la autoridad de sus padres.c. Debe tener una comprensión básica de qué hizo Jesús para su salvación, y qué significa confiar en el Señor.
d. Debe tener la habilidad a hacer una elección racional.
e. Debe ser motivado por el Espíritu Santo.
Sabemos que 86% de los que reciben a Cristo, le reciben antes de tener 15 años.
Con estos porcentajes, podemos ver que los ministerios con la niñez son extremadamente importantes. Debemos preguntar si los ministerios con la niñez tienen un lugar de importancia en nuestra iglesia.

2. LAS ESENCIAS DE LA SALVACIÓN

Antes de recibir a Cristo, los niños necesitan aprender conceptos básicos. El maestro u obrero en la iglesia o la escuela cristiana debe enfocar su enseñanza a la edad y habilidades y capacidades de sus estudiantes. Estas verdades son esenciales para la salvación:

a. El niño necesita saber que es un pecador ( Romanos 3:23): Para entender esto, el niño necesita saber que es pecado. Explíquelo claramente: pecado es desobediencia, pecado es mentiras, pecado es defraudar, pecado es robar, etc. La razón porque son pecados es porque Dios dijo no hacerlos. Pecado es violar las reglas de Dios, y los pecados excluyen de la familia de Dios.

b. El niño debe entender que el pecado desagrada a Dios y lleva al castigo. Romanos 6:23 dice que "la paga del pecado es muerte." Asegúrese usted que el niño entiende que "muerte" aquí no es la muerte del cuerpo, sino del alma - la parte de nosotros que seguirá viva después de morir nuestro cuerpo, será separado de Dios para siempre.

c. Dios ama al niño y no quiere que el muera por sus pecados. El niño debe entender que Jesús murió por nuestros pecados e hizo lo posible para juntarnos con la familia de Dios. Esto quiere decir "nacer otra vez". Es como nacer en la familia de Dios. Romanos 6:23 y Juan 3:16 y 17 dicen que "la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro." No se puede ganar una dádiva. Dios no nos forzará a aceptar esta dádiva. La podemos tener si la queremos.

d. El niño necesita entender que Jesús es el único que puede salvarle. Jesús nunca pecó. Era la única persona a vivir sin pecados, por eso él es el único que puede salvarnos de nuestros pecados. "Ser bueno" no puede salvarnos. Solo Cristo es quien llevó el castigo que nosotros merecíamos.

e. Para tener sus pecados perdonados, el niño necesita creer esas cuatro cosas, y responder al amor de Dios. Tiene que recibir a Jesús como su Salvador. Esto quiere decir juntar la familia de Dios.
"Mas a todos los que le recibieron a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios." Juan 1:12

3. EL PROCESO DE RECIBIR A CRISTO INCLUYE:

a. Arrepentimiento.Tiene que arrepentirse. Eso quiere decir que él tiene convicción de sus pecados y dice a Dios que va a cambiar. ( Arrepentimiento en la casa con sus padres puede ayudar al niño a entender el arrepentimiento con Dios.)

b. Confesión. El niño tiene que confesar, o hablar con Dios sobre las cosas malas que ha hecho.

c. Perdón. Tiene que pedir perdón a Dios. El niño necesita entender que después de recibir a Cristo, cuando el peca, sólo necesita confesar sus pecados, porque "Dios es fiel y justo para perdonar nuestras pecados, y limpiarnos de toda maldad." (1 Juan 1:9). Muchos niños no entienden que no se necesita recibir a Cristo muchas veces.

4. COMO SE PUEDE INVITAR A LOS NIÑOS A RECIBIR A CRISTO.

Los maestros de la escuela dominical tienen la responsabilidad de presentar Cristo y el plan de salvación a sus estudiantes.
Busque usted oportunidades apropiados para compartir el plan de salvación en vez de presentar sólo el plan cada semana. Por supuesto, todas las lecciones presentarán más del amor de Dios, y algo de sus deseos para nosotros. Hable sobre la relación personal del estudiante con Cristo cuando hay algo en la lección relatado a uno de los conceptos básicos que hemos visto antes.
Podría sugerir que los estudiantes hablen con usted después de la clase cuando tienen preguntas de la salvación.

5. DESPUÉS DE RECIBIR A CRISTO

Cuando dice una persona "si" a Cristo, no es el fin de nuestra responsabilidad. Necesitamos continuar el trabajo con los niños. Debemos tomar algunas medidas para desarrollar la fe del estudiante.

a. Dé a él o ella una Biblia. Explique la importancia e leer la Biblia, y sugiera una parte puede leer inmediatamente, como Juan o Marcos.

b. Escriba versículos, y los números de las páginas de los versículos que usó usted a explicar la salvación. Sugiera que los versículos sea leído más tarde.

c. Discuta las emociones -- ahora y en el futuro. Cada persona tiene una reacción emocional diferente con la experiencia de conversión. Algunas están muy emocionadas, pero cuando este sentido disminuye en el futuro, pueden estar confundidos. Hable sobre la presencia de Cristo en nuestras vidas indiferente a las emociones tenemos.

d. Ofrezca a ir con el estudiante a compartir su decisión con alguien. Si es necesario, sugiera una persona con quien el estudiante puede compartir -- posiblemente su madre o padre, el pastor, un amigo, o alguien otro.Es de suma importancia que el niño haga su decisión por Cristo a esa edad, ya que su corazón está tierno hacia Dios y no se ha metido en los vicios y el crimen; todavía no se ha endurecido su corazón. Es más fácil ganar a un niño para Cristo que a un adulto. Mateo 19:14? dice: "Jesús dijo: Dejad a los niños venir a mi, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de los cielos."

C. ACTIVIDADES

1. EVANGELISMO EN LA IGLESIA.

La iglesia debiera ser el lugar donde más se predica el evangelio y donde más personas se entregan a Cristo. Pero esto no siempre es verdad, y Dios tiene que usar campañas especiales y otros esfuerzos cuando la iglesia no está ganando almas para Cristo. ¿Cómo se puede evangelizar al niño en la iglesia?

Veamos algunas sugerencias prácticas.

a. Lecciones de la Escuela Dominical que enfaticen la Salvación. De vez en cuando debe haber lecciones que se presten para hacer una invitación para recibir a Cristo. Si no aparece este énfasis en el material didáctico que se está usando, el maestro tendrá que adaptar alguna lección para este fin.

b. Reuniones o clases especiales para presentar el evangelio. Con el fin evangelístico se podrá programar de vez en cuando una campaña evangelística para niños, en horarios adecuados. Deber alcanzarse a todos los niños de la vecindad que no conocen a Cristo. Puede haber música especial, y un evangelista, pero todo deber ir de acuerdo col la mentalidad de los niños.

c. Ministración personal del maestro a sus alumnos. El maestro debe saber quienes de los niños de su clase han hecho su decisión personal de entregarse a Cristo y también quienes no lo han hecho todavía. El maestro debe buscar una oportunidad para conversar con cada uno sobre la salvación a nivel personal.

2. EVANGELISMO EN LOS HOGARES.

Ya que muchos niños inconversos no llegan hasta la iglesia, debemos proveer y buscar otros medios para llevarles el Evangelio glorioso de Cristo, quien ama tanto a los niños. En los hogares de cristianos se puede reunir niños para ministrarles.

A continuación veremos algunas maneras de lograrlo.

a. Clases Semanales de Biblia. Puede ser una clase similar a la clase de la Escuela Dominical, solamente que habrá una variedad de edades y habrá una situación más informal. Puede ser una tarde o un sábado por la mañana cuando los niños de la vecindad no tienen que ir a la escuela y podrá acudir a la clase bíblica. Entre dos madres cristianas podrán dirigir y enseñar la clase.

b. Series de 5 días. Este es un esfuerzo especial de evangelismo del niño en el hogar. Son cinco días seguidos donde se imparten lecciones bíblicas con el énfasis en la salvación de los niños. Podrá ser todas las tardes de una semana o lo que más convenga, como por ejemplo de lunes a viernes. Es muy efectivo este medio de evangelismo para los niños.

c. Aprovechando un momento especial. Aprovechar un cumpleaños, una fiesta. Cualquier oportunidad es buena para enseñar al niño acerca de Cristo. Junto con una piñata se podrá planificar una lección visualizada y una invitación a los niños para recibir al Señor Jesucristo en sus vidas.

3. EVANGELISMO AL AIRE LIBRE.

El evangelismo del niño al aire libre abarca otra realidad que tiene muchas posibilidades para desarrollarla. Puede realizarse en cualquier lugar en el que se junten niños para jugar, por ejemplo en la calle o un parque. Es una buena oportunidad para llevarle allí el mensaje del evangelio.

a. En los parques. Los niños pasan a veces tardes enteras jugando en los parques o plazas, con su bicicleta, la pelota y otros juegos pequeños. Con mucha alegría estos niños se acercaran a escuchar una historia visualizada y aprender cantos sencillos de Jesús.

b. En lotes vacíos. Los varones, sobre todo se juntan para jugar fútbol en campos libres o terrenos desocupados. Luego de un partido se podrá repartir folletos infantiles o se podrá tener una clase similar a la que señalamos en los parques.

c. En una esquina. Hay barrios donde casi no hay parques y los niños juegan en la calle. Se podrá tener clases para ellos usando una esquina donde no hay tanto tránsito de vehículos.